Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Web Oficial
Free Wi-Fi
Mi reserva
RESERVAR
Mejor precio garantizado
RESERVA AHORA
+
Fecha
habitaciones
Adultos:
Niños:
2 habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación

24 /02/ 2020

Hotel Esquirol
24 /02/ 2020
El Castell de Llívia, uno de los principales atractivos turísticos del municipio lliviense

La fortaleza, declarada bien cultural de interés nacional, se encuentra en la parte superior del Puig del Castell.

En la falda de los Pirineos a 1.224 metros de altura, se encuentra el municipio de Llívia, la antigua capital de la comarca de la Cerdanya, situado en un enclave español, completamente rodeado por territorio francés.

Uno de los principales reclamos turísticos del municipio, es el Castell de Llívia, situado en la cima de la montaña Castell, una colina aislada desde la cual se controla visualmente el conjunto de la llanura ceretana.

A lo largo de los siglos XIV y XV el castillo fue la principal fortificación del condado de Cerdanya y recibió numerosos privilegios de los monarcas catalanoaragoneses y de los reyes de Mallorca. A finales del siglo XV, como consecuencia del conflicto entre la Generalitat y el conde rey Juan II, se produjo la intervención francesa. En 1478 el castillo fue asediado durante catorce meses y, finalmente, se rindió ante el rey de Francia. Una vez conquistada la fortaleza, Luis XI la derribó para evitar que pudiera servir de base a una nueva insurrección.

En el año 2013, se inauguró la restauración del castillo, después de 19 años de obras, dada la complejidad del proyecto. Actualmente los restos del castillo, están incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural Catalán y en el BCIN (Bien Cultural de Interés Nacional).

Un atractivo turístico de gran potencial
La fortaleza es visitada cada año por miles de turistas, en especial durante la época veraniega. Muchos de sus visitantes se hospedan en los alojamientos hoteleros de la propia villa. Uno de ellos es el Hotel Esquirol, propiedad de la familia Vidal, que cuenta con un total de 20 habitaciones, siendo un punto ideal para visitar la zona. ‘La mayoría de nuestros huéspedes no pierden la oportunidad de visitar el castillo, que ofrece unas panorámicas preciosas de Llívia’, señala Edu Vidal, gerente del hotel, que enumera ‘el Museo de la Farmacia Esteve, la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, o la Torre de Bernat de So, que sirvió en su día como prisión’, como otro de los grandes reclamos turísticos del municipio.

Paquetes de primavera y verano
Es por ello, que el alojamiento turístico prepara paquetes de viajes para reforzar su oferta de actividades para primavera y verano. ‘Queremos reforzar la oferta para el sector MICE y familiar, con actividades de aventura, senderismo y deportes’ afirma Vidal. El Hotel Esquirol ofrece todas las comodidades y servicios para disfrutar de una estancia de relax y tranquilidad en plena naturaleza.